Mitologías

La noche de amor del vírgenes de Phaestos
o Iphis transformado en muchacho.



PRINCIPIO DEL ARRECIFE


La vida es suave sobre la tierra de Phaestos en Isla de Creta cerca del reino de Cnossos allí donde reina terrible Cronos; Los reyes tanto como los patanes desean casar a su hija virgen a lo sumo valeroso de los varones. Ligdus que tiene de la ambición soña con un muchacho, y es a su esposa Téléthusa, que transmite su petición; Se gustaron hay de eso de las lunas y esperan con impaciencia el fruto de su unión. Pero es una muchacha que nace que su madre para ocultar su verdadera naturaleza y evitar los rayos de Ligdus, equipa y alumno como si era un muchacho, Iphis es su nombre. Acabado el día, Ligdus impaciente casar a Iphis elige lo más bonito de las muchachas de Phaestos, Ianthé virgen y de gran nombre, Muchacha de Télestès del Dictado será la esposa de sus hijos, cuya condición no conoce verdadera. Téléthusa que teme esta unión retrasa de astucias y mentiras el día de la unión, del niño a las prendas de vestir de muchacho y a los atributos de muchacha, con lo más virgen del bonitas de Phaestos. Implora a la diosa Isis ayudarlo, modificar la verdadera naturaleza de Iphis, prodigarle los atributos que es necesario para hacer a un muchacho el día en que será necesario bien para gustarlo, que se revela siempre al virgen Ianthé. Pero no puede retrasar indefinidamente el día de la hyménée, y hoy su hija Iphis disfrazada en muchacho toma para esposa al suave y bonito Ianthé; Las peticiones de Téléthusa que no pueden despertar los poderes ocultados de la diosa Isis. Iphis aunque sea muchacha no sea insensible a los encantos de Ianthé, bañando demasiado en los juegos de muchachos, ella espera con impaciencia el momento en que, deberá deslizar se su cuerpo de joven muchacha sobre el cuerpo desnudado del virgen y bonito Ianthé, pero se perturba su alma a pesar de todo. "entre los animales, no es de hembra que esté nunca en presa al deseo para otra hembra." "Ianthé va a convertirse en mío sin unirse efectivamente mi;" conoceremos la sed en medio de las aguas. "O Hyménée, que presidida al matrimonio, para qué esta unión en la cama nupcial donde no hay esposos, y donde somos dos esposas?" Esa noche sobre la tierra pacífica de Phaestos, mientras que los reyes los patanes y Ligdus se duermen y que el remordimiento invade el alma de Téléthusa, comienza la noche de amor del vírgenes de Phaestos.

Iphis de audacia emprende a Ianthé como si conocía, desde siempre, los maravillosos gestos del amor; Ianthé que los descubre apenas, se deja acariciar y gustar por el fogoso Iphis, sin dejar amanecer la menor sorpresa, ante los atributos femeninos de su esposo.

Sus cuerpos idénticos se juntan y se imbrican, y la furia de su presión no deja ninguna duda, sobre el disfrute que se prodigan sin tener que penetrarse, y por ello se dice Ianthé que este debe ser el Amor

Allí al país de Parétonium, campos de Maréotide, Pharos y el Nilo, Aún distraidos por las orgías divinas se despiertan con dolor la gran Diosa Isis, siempre en retraso para colmar los deseos de Sus rebaños, ella saben que a pesar de eso, le serán siempre fieles y flexibles, como se sienten en el deber serlo todos los temas y los patanes. Decidió colmar los deseos de Téléthusa, y transformar en muchacho el bonito y enamorado a Iphis, siempre alargado sobre el cuerpo en ansiedad del del bonito y siempre virgen Ianthé de Phaestos, e Iphis de transformarse poco a poco en muchacho. Ianthé que está sin defensa pero no teme ya nada, siente su cuerpo repentinamente atravesado de un dardo potente, Que le arranca gritos y lágrimas, mientras que la carne frágil del hymen se rompe bajo la violencia de los asaltos de su esposo. No sabe ya si es así que este debe ser el Amor, Prefiriendo a eso los gestos más blandos de preliminar al Amor antes de que Iphis, menos suave, haya decidido penetrarla con, sabe demasiado qué monstruoso instrumento. Rechaza a Iphis con energía, Pretendiendo deshacerse de la presión de este am Pasar a ser repentinamente viril y demasiado que emprende, ella da la vuelta en su madre buscar el consuelo para una virgen distraída, de ser violada por uno que disgusta a Sátiro; Ianthé desde este tiempo despreciado de suyo, se ha refugiado en la isla de Lesbos; Se la ve a veces sobre las orillas de Méthymne, Prestar sus encantos tiene de delirante Ménades.



Marco Polo ou le voyage imaginaire (Mitologías octobre 1999) © 1999 Jean-Pierre Lapointe
Ovide et les métamorphoses ainsi que les oeuvres des grands-maîtres, musique Yokubota.


VUELTA A LA ELECCIÓN DE LAS ESCALAS





317,000 visiteurs + INF

275,140 visiteurs + Espagnol ES